Artículos

¿Es conveniente trabajar para campañas políticas?

– “Nunca me pagaron”
– “Acordamos una cosa y después me salieron con otra”
– “Me hicieron creer que me darían un empleo después si regalaba mi trabajo ahora”
– “No cumplió con lo que se comprometió”

Éstas son algunas de las tantas frases que normalmente merodean por las calles después de elecciones por parte de las personas que, incansablemente, trabajan o más bien, regalan su obra de mano a un candidato cuando está en procesos políticos.

Siempre con el fin de que éstas personas se dediquen a “buscar votos” o “conquistar personas” para llegar a su cometido, una curul en cualquier rango al que se lanzan; sin embargo, varios de los que buscan “seguidores” para el candidato terminan siendo las menos consideradas, las más exprimidas y a las que no tienen en cuenta cuando encuentran “el puesto”.

Y usted cree que ¿Vale la pena trabajar en campañas políticas? Los que reciben pago anticipado por su trabajo llevan las de ganar y ya están más que comprometidos con la causa, pero, en su mayoría a los jóvenes que caminan pueblo a pueblo, barrios, comunidades y demás en esa búsqueda terminan por ser a quienes más se les vulnera el deber ser, de recibir un pago por su labor, lo cual es un derecho consignado no solo constitución política, sino también en la ley divina.

¿Ha trabajado usted para campañas políticas? ¿Le han cumplido?

De ser positiva su respuesta, déjeme decirle que ha sido afortunado, en su mayoría los ‘políticos’ quedan más endeudados que lo que recibirán en su tiempo de mandato; y, hay que decir que ciertamente no pagan.

Igualmente, a quienes les quedan debiendo, sin duda alguna vuelven a caer en el trabajo de persuasión que hacen sus ‘mano derecha’ para conseguir que sigan reforzando la proyección política y en las campañas siguientes seguir prometiendo sin cumplir.

A decir verdad, trabajar para política no vale la pena, a menos que se finiquite por adelantado el costo de su trabajo.

0

creative


Deja un comentario